Uso de las artes expresivas para la autorregulación y el cuidado personal

Además de respaldar una sensación interna de seguridad, la autorregulación es una capacidad clave inicial que forma la base para cualquier intervención futura exitosa en trauma, incluidos los que estamos experimentando actualmente como resultado de la pandemia. El término autorregulación se utiliza para describir la capacidad no solo de controlar los propios impulsos, sino también de aliviar y calmar la respuesta del cuerpo al estrés. Es la capacidad de modular las respuestas afectivas, sensoriales y somáticas que afectan todas las funciones, incluidas las emociones, las respuestas somáticas y la cognición.

Además, se refiere a las funciones ejecutivas del cerebro, que retrasan acciones o las activan cuando es necesario. En otras palabras, las personas autorreguladas pueden retrasar la gratificación y suprimir las respuestas para prestar atención a las consecuencias o sustituir las respuestas adecuadas. El término regulación emocional también se usa para describir formas saludables de manejar y liberar el estrés, incluida la forma en que lidiamos con la tristeza, la alegría, los desafíos, la ira, la preocupación y el miedo. Uso el término “autorregulación” porque cubre todas las formas de regulación, especialmente cómo las personas responden a la respuesta sensorial del cuerpo al dolor.

Artes expresivas: calmar la mente y el cuerpo

Hace décadas, una de las primeras cosas que noté al trabajar con niños que sufrían violencia interpersonal fue su respuesta física a las actividades artísticas y lúdicas. Si bien estos jóvenes clientes suelen estar hipervigilantes o retraídos durante la terapia, también buscan activamente formas de consolarse.

Algunos niños se sienten aliviados al ver cómo se esparce la pintura de un frasco lleno de agua; otros parecen perdidos dibujando, haciendo garabatos o creando patrones repetitivos mientras hacen garabatos. Las artes expresivas y las actividades de juego también pueden servir como una forma breve de separación de la ansiedad o el miedo. En su mayor parte, estos niños encuentran refugio y respiro a través de experiencias sensoriales y cinestésicas rítmicas.

La aplicación deliberada de la terapia de las artes expresivas apoya la autorregulación y, como tal, a menudo se usan para ayudar a niños y adultos a reducir la hiperactivación y las respuestas al estrés de los eventos traumáticos. Se pueden usar junto con otros métodos estándar; por ejemplo, la terapia del arte combinada con prácticas basadas en la atención plena para inducir y profundizar la relajación.

La musicoterapia ha tenido un éxito considerable en la reducción de la hiperexcitabilidad, incluidas las respuestas fisiológicas medibles, como la frecuencia cardíaca y las respuestas del sistema nervioso simpático. En resumen, la mayoría de las clases de arteterapia expresiva integran la respiración rítmica, los ejercicios relacionados con la atención plena y otros procedimientos relajantes en intervenciones holísticas, especialmente cuando se trabaja con personas que han experimentado eventos traumáticos.

Las personas en terapia a menudo notan que la estructura, la inclusión y las cualidades fundamentales que brindan las artes expresivas se sienten “más seguras que las palabras”. En contraste con pedirle al individuo que vuelva a examinar los eventos dolorosos y las emociones que la mente y el cuerpo están tratando de evitar, las intervenciones de artes expresivas a menudo buscan establecer una distancia emocional de la respuesta traumática para generar una sensación de seguridad en primer lugar.

Por ejemplo, las representaciones dramáticas y el juego imaginativo aprovechan la distancia, lo que permite a los terapeutas ayudar a los participantes a explorar problemas o emociones dolorosas a través de la metáfora en lugar de la realidad. El simple acto de pintar proporciona una forma de hacer tangible una sensación o un sentimiento, poniéndolo en papel. En resumen, el enfoque creativo tiene el potencial de apoyar la autorregulación al permitir que las personas se separen de lo que sucede internamente mientras experimentan experiencias creativas a menudo placenteras o novedosas.

Hace más de 100 años, Freud observó una respuesta conductual que destacó por qué debemos usar “acciones” en lugar de solo palabras para abordar la desregulación causada por el estrés traumático. Él llama a esta respuesta “la necesidad de repetir”, señalando que las personas que no recuerdan eventos dolorosos pueden repetir esas experiencias en la terapia y en la vida. En otras palabras, estos recuerdos reprimidos se repiten aquí y ahora, en lugar de dejar que estas experiencias vivan en el pasado del que se originaron.

Si bien mi postura psicoterapéutica no es psicoanalítica, los conceptos de Freud resaltan una característica importante de todas las formas de terapia de artes expresivas: son procesos orientados a la acción que ayudan a las personas traumatizadas a “repetir” la Memoria de Freud citada por Lloyd, pero de una forma diferente. De hecho, las personas traumatizadas están orientadas a la acción porque instintivamente usan una variedad de respuestas poco saludables para abordar los problemas de autorregulación.

También pueden simplemente no tener el lenguaje adecuado (miedo silencioso o alexitimia) para expresar sus sentimientos y sensaciones corporales; pueden estar divididos y carecer de la capacidad de expresar emociones; y sus respuestas somáticas pueden estar desreguladas. Las cualidades cinestésicas/sensoriales del ritmo, el movimiento, la interpretación, las imágenes visuales, el tacto y el sonido que se encuentran en las artes expresivas implican naturalmente una participación activa, no solo hablar. Además, el análisis verbal y la interpretación de la disonancia, además de centrarse en “lo que salió mal”, no necesariamente apoyan la autorregulación.

Involucrar al cuerpo a través de la expresión basada en el arte

Mientras que algunos terapeutas ven las técnicas basadas en el cuerpo como un complemento útil de la terapia, muchos ahora ven al cuerpo como el centro del proceso de reparación del trauma. La terapia de artes expresivas es uno de los pocos tratamientos de trauma que siempre involucra el cuerpo de alguna manera. Las formas de arte como la danza y el teatro obviamente involucran movimiento físico, pero sentimos algo en nuestros cuerpos cuando creamos arte, tocamos instrumentos musicales, participamos en escritura creativa e incluso cuando miramos arte y escuchamos música en museos, o leemos textos poderosos. prosa o poesía.

Este fenómeno es una forma de inteligencia encarnada. El término incorporado se refiere a la inteligencia centrada en el cuerpo que informa lo que una persona sabe y experimenta en el entorno. Las personas traumatizadas, especialmente aquellas que han experimentado eventos traumáticos crónicos, pueden verse efectivamente aisladas de sus cuerpos, o al menos sin darse cuenta de cómo sus cuerpos se comunican o perciben su entorno.

Las mismas cualidades calmantes del arte expresivo descritas en la sección anterior también pueden servir como una forma de inteligencia encarnada, reintroduciendo al individuo cómo el cuerpo comunica sentimientos y emociones asociadas con el trauma. Estas experiencias basadas en el cuerpo pueden venir en forma de momentos de anclaje y conexión a tierra, trascendencia y logro en su punto máximo, o en forma de conciencia enfocada y presencia presente, en cuyo caso hay un compromiso total con el sentido de la experiencia en curso. En resumen, la terapia del arte expresivo transforma naturalmente a los individuos de estar “en sus mentes” a estar más plenamente en sus cuerpos.

La aplicación específica de la terapia de artes expresivas tiene muchas dimensiones únicas para mejorar la autorregulación y el compromiso que son demasiado detalladas para cubrirlas en este artículo. Para obtener información más específica, quiero que piense en la autoexpresión como una forma de autorregulación.

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *