¿Quieres seguidores?4 cosas que debes saber sobre el liderazgo

¿Quieres seguidores?4 cosas que debes saber sobre el liderazgo

Como orador y consultor, hice muchos amigos nuevos en el transcurso de un año. Cada uno de ellos es diferente, pero el comienzo de nuestra conversación es siempre el mismo.

Cuando nos conocimos, la gente solo me hacía dos preguntas.

A menos que estemos en Francia o en un país francófono, la primera pregunta suele ser «¿Cómo se pronuncia tu nombre?» Si estás interesado, es como «ve tú». A veces desearía que «ser uno mismo» me permitiera jugar con este tema en mi práctica de desarrollo de liderazgo, pero mis superiores no anticiparon la carrera que elegí, así que extrañé a «usted».

La segunda pregunta generalmente se hacía después de que descubrieran mis medios para ganarme la vida. En esa etapa, lo que la mayoría de la gente realmente quiere saber es «¿qué hacen los grandes líderes?» No los culpo. Pasé los últimos 15 años de mi vida tratando de encontrar respuestas. Sin embargo, en esa búsqueda, también me di cuenta de que esa era la pregunta equivocada.

Hay una pregunta ante qué hace un gran líder, y esa es”¿Qué es el liderazgo?La respuesta es simple, «el que es seguido». Siendo así, la persona más importante en la ecuación es el seguidor. Un gran líder es el que logra tener un gran número de seguidores que está dispuesto a renunciar a un poco de libertad. de acción para encontrar cosas mayores que las que podrían lograr solos.

Al mirarlo de esa manera, olvida «¿Qué hacen los grandes líderes?”; la pregunta clave se convierte en “¿Qué quieren los grandes seguidores? Con esta pregunta, podemos explicar por qué personas aparentemente diferentes son grandes líderes.Ya no necesitamos tener la esperanza de poder ser “como alguien”, sino que podemos explorar libremente cómo nos vemos cuando estamos en nuestro mejor momento.El desarrollo ya no se trata de imitar. otros, sino de empezar a ser una versión mejor y más hábil de nosotros mismos al servicio de nuestros seguidores.

A medida que pasamos de la pregunta del «gran líder» a la del «gran seguidor», ya no necesitamos un modelo de lo que deberíamos ser, sino un conjunto que nos ayude a descubrir quiénes podemos ser realmente. Las reglas.

Durante más de una década, he intentado apoyar las búsquedas de otras personas y sé que cuatro cosas son ciertas.

1 – Hay una marca en “AUTHENTICK”

Siempre me han llamado la atención las afirmaciones comerciales cliché como «no estoy en el equipo» (debería haberlo) y «asumir que tú y yo somos idiotas» (que no lo es). Sin embargo, admito estar fascinado por su poder de permanencia. Así que durante los últimos diez años, he estado tratando de generar mis propias ideas. Así que aquí está «There’s a Tick, in authentick». Esto puede ser malo, ¡pero lo dice todo!

El punto es que el liderazgo tiene que ver con la autenticidad. Si intentas ser alguien más que tú mismo, siempre optimizarás tu influencia. No puedes ser auténtico si no entiendes lo que te mueve. Para ser tú mismo, debes conocerte a ti mismo y lo que representas.

2 – Rodéate pero no te rindas

La gente siempre está dispuesta a dar consejos. Todos tienen un punto u opinión que les gusta compartir. Incluso si ocupa un alto cargo en la organización y sus subordinados tienen dificultades para brindarle retroalimentación, sus colegas, analistas y accionistas nunca se avergüenzan de compartir su sabiduría.

Si bien tener asesores cerca puede ampliar sus horizontes, no debe sucumbir a sus consejos. Lo que importa es su liderazgo, sus principios y su perspectiva. Convertirse en portavoz de los puntos de vista conflictivos de los demás o simplemente actuar como curador de esos puntos de vista es una forma segura de no involucrar a los demás.

Este es el comportamiento más difícil de equilibrar en el liderazgo. Cuando nos enfrentamos a realidades que cuestionan la naturaleza de nuestros puntos de vista, no debemos ser tercos. Sin embargo, debemos recordar que solo es necesaria la reconciliación, no el compromiso.

3 – Piensa en la Virgen y el Niño

La clave del éxito es nuestra capacidad para lograr nuestros objetivos de atraer a los demás sin dejar de ser fieles a nosotros mismos. Desarrollé una prueba simple de autorregulación que llamo el Principio de la Virgen y el Niño.

No lo hagas si tu madre (Madonna) se avergüenza de lo que estás pensando hacer, o si no puedes explicárselo a tu hijo de seis años (el niño), o ambas cosas.

El liderazgo efectivo se basa en una brújula moral sólida (la prueba de Madonna) y una intención clara (la prueba del niño). La Prueba de la Virgen y el Niño mantiene su integridad y, junto con mi siguiente y última «verdad», debería permitirle tomar sus decisiones y elecciones de desarrollo más críticas.

4 – Compra un temporizador de huevos

Para entender quién eres, necesitas reflexionar. Si bien puedes pensar rápido, la reflexión lleva tiempo. No abogo por los retiros ni por las largas caminatas de reflexión, aunque si creo que tú puedes hacerlo, lo haré. En cambio, lo que defiendo es desarrollar la capacidad de pensar en el momento.

Así que compre un temporizador de huevos y póngalo en su mesa. No intente escapar con un reloj o conjeturas: la novedad y la física del temporizador de huevo son poderosas. También puede ayudarte a mostrarles a los que te rodean de una manera divertida que estás pensando y que valoras este tiempo para pensar. Cuando se enfrente a una decisión que tomar, voltee el temporizador de huevos.

Gracias por leer esto, espero que nos encontremos algún día. No te preocupes por «ve y sé tú» cuando lo hagamos, Emmanuel lo hará bien, si tienes problemas con eso, culpa a mis padres, llámame E.

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *