Para ser un buen amigo, primero debes ser un buen amigo

Para ser un buen amigo, tienes que ser un buen amigo

Estos son algunos consejos para construir amistades sólidas y duraderas.

Construye intimidad.

En todas las relaciones, la conexión lo es todo, ya sea tu pareja, tus hijos, tu familia o tus amigos. En el momento en que conocen a alguien en una cita, lo primero que hacen es compartir su historia. Este es el primer paso hacia la intimidad. Al contar su historia y escuchar las historias de los demás, puede aprender acerca de las experiencias compartidas, los desafíos y lo que tienen en común. Descubrirá quién es esa persona bajo su piel, cómo ve y experimenta el mundo, sus gustos y aversiones, y sus intereses y pasiones. Esta información los conecta entre sí y les proporciona una forma de ponerse en contacto. Este intercambio íntimo es tan poderoso que puede ser un vehículo para ayudarlos a conectarse emocionalmente entre sí e incluso ayudar a confirmar los sentimientos del otro.

Escucha y aprende.

Respetarnos y valorarnos a nosotros mismos y a los demás reconociendo que cada uno de nosotros es único. Cuando te enfocas en las historias y experiencias de vida de los demás, obtienes una visión no solo de la otra persona, sino también de ti mismo. Tu mensaje para la otra persona es que aprecias y valoras lo que tiene que decir, quién es, incluidas sus pasiones.

Esta exploración de sí mismo y de los demás también le brinda gran información para ayudarlo a decidir si esta persona es el amigo/relación adecuado para usted. ¿Comparte valores, metas e intereses comunes? ¿Ves el mundo bajo una luz similar? Lo más importante, ¿puedes ser tú mismo con él?

Es verdad.

Encuentra tu voz interior, tu vocación, y atrévete a escuchar. Sólo los marginados pueden liderar. Siendo tú mismo y respetándote a ti mismo, encontrarás personas como tú. No hay nada peor en una amistad o relación que sentir que tus amigos son tan exigentes que nunca podrás ser tú mismo o satisfacer tus necesidades. Saber esto te dirá que no te gusta ni valoras quién eres, sino cómo te desempeñas.

Reconocer que cada uno de nosotros tiene sus propios talentos y dones especiales.

Al escuchar tu voz interior, no solo encontrarás un buen amigo al que le gustes, sino también tu lugar en el mundo. El inconsciente siempre está organizando tu mundo exterior, llevándote a esa comprensión, llevándote a la conciencia y a tu verdadero yo. Al ser quien eres y quien se supone que debes ser, el inconsciente te dará lo que necesitas para apoyar tu viaje, que siempre es más grande y mejor de lo que jamás imaginaste. Así es como accedes a tus dones y talentos, y cómo creas tu legado.

dejar un legado.

yoSi cambias la vida de alguien, en cierto sentido, cambias el mundo. El efecto dominó de la buena voluntad es transformador. Encontrar amigos que compartan intereses, pasiones y valores comunes puede brindarle el apoyo que necesita para identificar, reconocer y seguir su inspiración para hacer realidad sus sueños. Al brindar valor por su dinero, tiene la oportunidad de crear un verdadero legado. Por ejemplo, cuando ayudas a alguien, agregas valor y significado a tu vida, y este reconocimiento te permite agregar valor a los demás.

No presiones a nadie, ni siquiera a ti mismo.

En las relaciones, las personas responden al estrés cerrándose o retirándose de la fuente de su dolor. Obligar a otros a ver o seguir tus puntos de vista puede asustar a tus amigos. El deseo más común es el deseo de ser libre, y cuando impones tus puntos de vista a los demás, amenazas su sentido de identidad. Este sentimiento de ser “atrapado” es degradante y humillante.

Nunca manipule ni domine.

La manipulación y el acoso pueden debilitar su identidad y definir cómo se siente acerca de un amigo o pareja. Ya es bastante difícil controlarse a sí mismo, y mucho menos las acciones y acciones de los demás. Las personas que necesitan control a menudo se sienten fuera de control. Cuando te involucras en amistades con baja autoestima, atraes amigos con baja autoestima. Esto pierde la oportunidad de construir relaciones mutuas y saludables. Las mejores amistades y relaciones se construyen desde un lugar de fortaleza, no de debilidad. A nadie le gustan los amigos necesitados. De hecho, es importante respetar la necesidad de espacio y distancia de un amigo… se necesita madurez. Sin embargo, al intimidar y manipular a otros, expone sus propias inseguridades. A menudo, en las amistades y las relaciones, te sientes atraído por lo que necesitas y con lo que estás familiarizado, no por lo que quieres. Si presta atención a su comportamiento, puede anularlo a propósito y elegir un enfoque más saludable.

No seas un padre quisquilloso.

Ya sea en las relaciones o amistades, los adultos han pasado por etapas de necesidad o deseo de ser juzgados y criticados por sus padres. A menos que desee que todo el equipaje negativo de su relación de crianza entre y se convierta en uno con sus amigos/relaciones, debe ejercer el juicio. Cuando criticas a los demás con acusación y pasión, por lo general estás exponiendo tus defectos y debilidades. Recuerde, el dedo que apunta apunta hacia atrás. Si tiene una reacción particularmente fuerte al comportamiento de otra persona, generalmente se debe a que ve algún aspecto de ese comportamiento en usted mismo. Esto se llama proyección. Al reconocer, reconocer e integrar tu proyección, tienes la oportunidad de redimirla. Este es tu camino y el de tu amigo hacia la plenitud y la salud.

Desmaleza tu jardín.

Sarah Ockler escribe en Fixing Delilah: “A lo largo de tu vida puedes contar a tus verdaderos amigos con los dedos de una mano.” Se necesita esfuerzo para ser verdaderos amigos Mucho esfuerzo. Requiere compromiso, obligación, reciprocidad y responsabilidad. Por lo tanto, este nivel de interacción no se puede compartir con todos. Hay capas en las amistades, y las personas inteligentes entienden la diferencia. Puedes darle confianza a un amigo, pero primero debes saber que son amigos. Deben encajar en las categorías de Compromiso, Obligación, Responsabilidad, Reciprocidad y compartir sus valores. Los amigos deben ser leales y reconocerte, estar allí cuando lo necesites, apoyar tus sueños y metas y confiar el uno en el otro.

valora a tus amigos
Los verdaderos amigos valoran tu amistad y la tratan con delicadeza. Un verdadero amigo es alguien con quien puedes contar para estar a tu lado, bien o mal. Recuerda mi último punto: quita las malas hierbas de tu jardín. Deja ir a las personas negativas y tóxicas en tu vida y deja espacio para verdaderos amigos a quienes les gustas, te valoran y te aprueban.

Los buenos amigos son difíciles de encontrar y la verdadera amistad requiere compromiso… vale la pena el esfuerzo.

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *