He aquí por qué trabajar más duro que el trabajo es la clave para una gran riqueza

fuerte determinación interior

“Si trabajas en el trabajo, te ganarás la vida. Si trabajas duro por tu cuenta, harás una fortuna”. —Jim Rohn

El difunto orador motivacional estadounidense Jim Rohn sabía algo que muchos no sabían: el éxito es un trabajo interno.

Su éxito futuro depende en gran medida de su forma de pensar.

No sorprende que las personas exitosas a menudo experimenten reveses y fracasos.

Para los no iniciados, el fracaso puede significar que no hay éxito. Sin embargo, las personas con mentalidad de crecimiento saben que el fracaso es una oportunidad de mejorar en su último intento, acercándolos al éxito.

Si el éxito es un viaje, incluye valles y picos, a pesar de muchos contratiempos.

Gary Keller y Jay Papasan escribieron en Una cosa: la verdad sorprendentemente simple detrás de los resultados extraordinarios: “Los resultados extraordinarios no solo se basan en resultados extraordinarios. También se basan en fracasos. De hecho, para ser precisos, fallamos en el camino hacia el éxito”.

La clave del éxito es tener voluntad y determinación para vencer, incluso frente a la adversidad. A pesar de la evidencia de lo contrario, es un reconocimiento incorporado de que superará los obstáculos y silenciará a sus críticos.

El camino hacia el éxito requiere la mentalidad correcta y una fuerte determinación interna.

Los contratiempos no están destinados a impedir que ganes. Están cuidadosamente organizados para enriquecer tu crecimiento personal y acercarte al éxito mientras mantienes la distancia.

Trabajar más duro que el trabajo requiere centrarse en su forma de pensar y nutrir sus pensamientos más íntimos.

Cada fracaso, cada obstáculo te acerca a la persona que tienes que ser para alcanzar la victoria.

El éxito es la suma de tu crecimiento personal. Las personas que alcanzan grandes éxitos han desarrollado su mundo interior y superado los retos que se les imponen.

“El éxito se basa en el éxito, y cuando eso sucede, estás en camino al éxito una y otra vez”, escriben Gary Keller y Jay Papasan..

mejora tu mentalidad

“El mayor regalo que le puedes dar a alguien es tu propio desarrollo personal. Una vez dije: ‘Si me cuidas, te cuidaré. Ahora digo, si tú te cuidas por mí, yo me cuidaré por ti. ” —Jim Rohn

Aquellos que trabajan duro para sí mismos, no para sus trabajos, invierten en su desarrollo personal. Están comprometidos a leer libros, asistir a seminarios y conferencias, trabajar con los entrenadores y mentores adecuados y son aprendices de por vida.

Son humildes ante la victoria y generosos ante la derrota. Se dan cuenta de que la vida se trata de aprender, desarrollar y nutrir constantemente su mayor activo: ellos mismos.

No tienen todas las respuestas, pero están dispuestos a salir de su zona de confort y probar cosas nuevas, sabiendo que, a su debido tiempo, un poco de información puede convertirse en una bola de nieve.

El poeta francés Víctor Hugo dijo una vez: “No hay nada más poderoso que una idea cuyo momento ha llegado”.

Las personas que trabajan para sí mismas son líderes que ayudan a otros a tener éxito antes de que ellos tengan éxito. Entienden que en el proceso de dar, recibirán mayor abundancia y prosperidad. Es una ley general y un principio que todo lo que siembres, lo cosecharás.

Un trabajo te paga un salario, y si trabajas en ventas, una comisión. Sin embargo, Jim Rohn reiteró en su charla: “Las ganancias son mejores que los salarios”.

Entiende que cuando una persona desarrolla la mayor riqueza y fortalezas innatas, puede generar ingresos ilimitados. Los salarios son las tarifas que recibe que establece su empleador a cambio de los servicios prestados.

Las ganancias son ilimitadas, solo su potencial de ganancias.

Jeff Olson explica ligera ventaja: “Cada día, en cada momento, puedes tomar decisiones que determinarán si serás o no una gran persona y vivirás una gran vida. La grandeza no está predeterminada, predestinada o inscrita en ti por fuerzas más allá de tu control. Destino. Grandeza está siempre en el momento de la decisión”.

Cuando actualizas tu mentalidad, también lo hacen tus resultados.

Muchas personas se resisten a desarrollar su mayor activo porque necesitan ingresos semanales para definir su vida. Es este deseo de seguridad lo que es su fracaso, porque cuanto más trabajas para ti mismo, mayor es tu riqueza, porque el cielo es el límite.

Solo volarás tan alto como creas que eres capaz de hacerlo.

Por lo tanto, su autoestima determinará su patrimonio neto.

Cuando desarrolla una mentalidad superior, su patrimonio neto se disparará a medida que invierte en su grandeza, lo que conduce a mayores rendimientos de sus ingresos.

La mayor riqueza se desarrolla con el tiempo porque el éxito es un viaje que requiere mantener el rumbo.

El éxito requiere una mentalidad de crecimiento que conduzca a la máxima victoria y riqueza.

Es una recompensa por dedicarse tiempo y energía, en lugar de simplemente esforzarse más en el trabajo.

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *