Eficiencia y productividad: ¿Quién gana y por qué?

Verá que la mayoría de los líderes de empresas u organizaciones están muy centrados en la productividad y la eficiencia. Independientemente de la industria a la que pertenezca, estos dos son probablemente los requisitos más básicos para el éxito en el competitivo mercado empresarial actual.

Ahora bien, ¿qué son exactamente estas cosas? ¿Son estos iguales o diferentes? ¿O son solo dos caras de la moneda? ¿Cuál es más importante? Hablaremos de todos ellos en este artículo.

Eficiencia y productividad: ¿cuáles son sus definiciones?

Hablar de eficiencia y productividad es muy parecido a una discusión entre calidad y cantidad.

eficiencia

Eficiente, como lo define el diccionario, significa tener la capacidad de producir el resultado deseado con poco o ningún desperdicio. El desperdicio aquí se refiere tanto al material como al tiempo.

Si puede lograr el mismo resultado con menos tiempo y recursos, será más eficiente. Independientemente del tipo de producto o servicio que proporcione una organización, los líderes siempre deben fomentar la eficiencia. Sin embargo, también deben ser productivos.

productividad

De acuerdo con la definición del diccionario, producir significa tener la capacidad o calidad para producir, especialmente la producción en masa. Aprovechar al máximo los recursos disponibles es una medida de la productividad.

Suponga que lee tres libros en septiembre y cuatro libros en octubre. Entonces, eres más productivo en octubre.

A primera vista, puede encontrar que estos dos conceptos son muy similares. Sin embargo, cuando profundice en los dos y los compare entre sí, descubrirá la sutil diferencia entre ser efectivo y eficiente.

Eficiencia y productividad: ¿dos caras de la moneda?

La productividad se enfoca en la producción, mientras que la eficiencia se enfoca en la calidad del trabajo realizado. Generalmente, se enfoca en usar menos recursos y ahorrar tiempo.

Si piensa en la productividad como los ingresos generados por las ventas, la eficiencia será el dinero que se lleve a casa después de pagar todo.

La eficiencia y la productividad no deben ser los únicos factores medidos al tomar cualquier decisión que abarque todo en una organización. De hecho, ambos factores son críticos para lograr el éxito. Debe controlar cuántos recursos y cuánto tiempo se está invirtiendo en el logro de sus objetivos.

La productividad simplemente significa encontrar formas de hacer más, mientras que la eficiencia tiende a encontrar formas de hacer más al reducir el esfuerzo requerido para completar una tarea.

Sí, tanto la productividad como la eficiencia contribuyen a sus resultados, pero mientras que uno generalmente conduce a trabajar más duro, el otro se enfoca en trabajar de manera más inteligente.

La eficiencia es más importante que la productividad. ¿Qué tan cierto es esto?

Suponga que está produciendo para mantener una tasa de producción alta. Pero tu trabajo está lleno de tantos errores que necesitas más tiempo para corregirlo. Entonces, incluso si hay más productividad aquí, no sirve de nada porque no eres lo suficientemente eficiente para lograr tus objetivos.

Por eso, en la mayoría de los casos, La eficiencia es más importante que la productividad.

Bueno, por supuesto, la eficiencia no se trata solo de cómo haces las cosas. Además, la forma en que trabaja normalmente y cómo afecta la eficiencia general son algunas de las cosas a considerar aquí.

  • Si descansas mejor y más, te sentirás más renovado. Para que pueda concentrarse y ser más productivo durante todo el día.
  • Puede ser más eficiente si se involucra en el proceso. Así que aquí es fundamental encontrar una manera de entrar en ese proceso.
  • Serás más productivo si trabajas de una manera que complemente tu reloj interno.

Además, cuando vea o sienta que obligarse a sí mismo ya no funciona, puede posponer el trabajo un poco. A veces, se necesita mucho para mejorar la eficiencia.

Maximice su eficiencia y productividad, ¿cómo?

Para lograr sus objetivos, debe ser eficiente y productivo. Aquí hay algunas estrategias inteligentes para mejorar ambos factores.

1. Uso consciente de los recursos y el tiempo

Bueno, comienza con mantener los niveles de producción actuales usando menos recursos. En esta estrategia, debes ser consciente de tus metas u objetivos. Aquí hay un ejemplo para darle una mejor comprensión.

Supongamos que ejecuta varias campañas publicitarias y obtiene los resultados que desea para su empresa. Para implementar las estrategias anteriores, revise todas las campañas que está ejecutando y clasifíquelas según el ROI.

Ahora, reasigna el dinero que gastaste en el 10 % inferior de las campañas y muévelo al 10 % superior de las campañas. Por lo tanto, su productividad no se verá afectada, pero su eficiencia aumentará.

2. Prioriza tus objetivos

Por lo general, los perfeccionistas tienen miedo al fracaso. Les impide producir en cualquier lugar cerca de lo óptimo. Para evitar caer en esta trampa, debe hacer algunos compromisos. Ahora tú decides si quieres sacrificar objetivos secundarios para lograr el objetivo final.

Por lo tanto, prioriza tus objetivos y actúa en consecuencia.

3. Reducir los residuos

Reducir el desperdicio es otra forma importante de garantizar una mayor eficiencia y productividad. Trate de encontrar alternativas relativamente económicas que puedan realizar las mismas tareas que está realizando o produciendo actualmente.

Tal vez sea el momento de revisar sus gastos anuales y buscar áreas de mejora. Además, verifique que sus precios estén en línea con el mercado.

Por lo tanto, estas son algunas de las formas efectivas de garantizar que su empresa u organización sea más eficiente y productiva en su conjunto. ¿Cuál crees que es mejor para ti?

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *