Cómo permanecer despierto mientras estudias

A la hora de estudiar, es importante que no solo tengas un plan de estudios listo y lo sigas, sino que perseveres o hayas creado innumerables recursos de estudio para prepararte para el examen. Además, mantener un estilo de vida saludable y comer bien son claves.

plan:

¡La planificación lo es todo! Para realizar un seguimiento de todos los exámenes y todos los diferentes temas que debe estudiar, asegúrese de planificar su tiempo de estudio cuidadosamente. Tómese el tiempo para crear su propio calendario personalizado que describa claramente lo que aprenderá. Reserva más tiempo para las clases que te resulten especialmente difíciles y asegúrate de planificar también algunos descansos para mantenerte motivado.

Tómalo con calma:

Tomar descansos mientras estudias es tan importante como pasar tiempo frente a tus notas y libros, necesitas tiempo para procesar toda la información nueva. Aprovecha al máximo tu tiempo libre y evita pasar demasiado tiempo frente al televisor o en redes sociales como YouTube TV, Instagram, Facebook o twitter. Concéntrese en el sueño, la alimentación saludable y el ejercicio.

dormir:

Necesitas descansar lo suficiente y concentrarte en más de tu agenda. No te acuestes demasiado tarde, especialmente el día antes de un examen. Asegúrate de no dormir demasiado, ya que tomar demasiadas siestas puede ser contraproducente y hacerte sentir más cansado.

Come sano:

Asegúrate de desayunar, comer o merendar, comer, merendar y cenar sano y equilibrado. Es importante mantener vivo tu cerebro mientras estudias. Saltarse comidas afecta negativamente la concentración y el rendimiento académico.

Haz ejercicio:

La investigación ha demostrado un vínculo entre el ejercicio y el éxito académico. Cuando haces ejercicio aeróbico (correr, nadar, andar en bicicleta, etc.), el cerebro se llena de oxígeno para procesar mejor y retener nueva información. Incluso un ejercicio menos vigoroso pero activo, como caminar al aire libre, lo ayudará a comprender mejor la información que acaba de aprender.

Maneja tu tiempo:

Cuando llega el momento de mirarte a ti mismo, debes asegurarte de usar tu tiempo sabiamente. El enfoque y la organización son claves. Tómate el primer minuto para leer todas las preguntas y planificar el orden en el que las responderás. Resiste la tentación de empezar a escribir. Comience con las preguntas con las que se sienta más cómodo aumentando su nivel de confianza desde el principio; después de un buen comienzo, es mucho más fácil pasar a las preguntas más difíciles. Para las preguntas de opción múltiple, asegúrese de leer todas las respuestas cuidadosamente antes de decidirse por una respuesta. Las preguntas o respuestas de habilidad que son muy similares entre sí pueden conducir fácilmente a errores. No lo eches a perder por aciertos seguros.

Mantente hidratado:

Muchos de nosotros sabemos que mantenerse hidratado es importante para nuestro rendimiento físico, pero ¿sabías que es tan importante para tu cerebro, tal vez incluso más? La deshidratación puede causar dolores de cabeza y agotamiento, y beber agua puede ayudar a aumentar el volumen del cerebro y mejorar la memoria. Mantenerse hidratado durante el examen puede ayudarlo a bordar, así que asegúrese de llevar una botella de agua a la sala de examen.

Siesta:

Si ya sabe que se quedará despierto hasta tarde, intente dormir 20 minutos por la tarde para recargar energías.

Cafeína en pequeñas dosis:

Beber una gran taza de café al comienzo de su noche de insomnio no lo mantendrá despierto de la manera que necesita, ya que sus niveles de alerta se desplomarán después de un tiempo. Por el contrario, si bebe bebidas con cafeína pequeñas pero regulares, podrá mantenerse despierto y trabajar.

Beber agua:

Mantenerse hidratado es fundamental para evitar caer en los brazos de Morfeo. Además, te obliga a levantarte de vez en cuando para ir al baño, lo que te ayudará a mantenerte activo y despierto.

Mantenga el espacio bien iluminado:

Iluminar tu espacio de estudio con una luz fuerte y brillante “engaña” a tu reloj biológico porque convence a tu cuerpo de que todavía es de día.

Comer fruta:

Muchos estudiantes comen comida chatarra, incluidos alimentos grasos y azucarados, por la noche como una fuente de energía fácil y satisfactoria. Si bien el azúcar refinada en los refrescos, las donas y las galletas te da un aumento de energía, el efecto inevitablemente se desvanece con él. Por ello, debes optar por azúcares naturales, como los que se encuentran en las frutas, que mantienen estables tus niveles de azúcar en sangre.

No estudies en un lugar cómodo:

Si crees que puedes quedarte despierto hasta tarde en un cálido sofá estudiando o acurrucándote en tu cojín favorito, te estás engañando a ti mismo. Su mejor opción es una silla firme, una buena lámpara y un escritorio sin distracciones. Así no pensarás tanto en “descansar unos minutos”.

Disminuir el brillo de la computadora:

Configure la pantalla de su computadora con el brillo más bajo posible para evitar la fatiga visual prematura.

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *