5 ejemplos de falacia retrospectiva (y cómo responder al argumento)

5 ejemplos de falacia retrospectiva (y cómo responder al argumento)

Puede haber enlaces de afiliados en esta página, lo que significa que recibimos una pequeña comisión por cualquier artículo que compre. Como asociado de Amazon, obtenemos ingresos de las compras elegibles. Haga su propia investigación antes de realizar cualquier compra en línea.

Cuando tenía 28 años, me despidieron de mi trabajo favorito de tiempo completo. Salí del trabajo ese día llorando pensando que mi carrera había terminado.

Me sentí traicionado por mis compañeros y me volví muy cercano a ellos. Mi jefa, una hermana mayor, de repente se sintió como una extraña.

Estoy en casa… tiré mi ropa.

¿Por qué?

Supongo que creo que no tengo suerte con este vestido. Todo iba bien en el trabajo hasta entonces, así que debí haber hecho algo diferente ese día para insinuar este destino. Esa mañana, elegí usar ese vestido y poco después perdí mi trabajo.

Resulta que hace solo unos días, la empresa perdió su cuenta más grande y yo fui uno de los muchos que sufrieron. Sin embargo, en el momento en que me quité la ropa de trabajo, asumí una falacia ergonómica retrospectiva, a menudo llamada falacia retrospectiva.

Si bien esta falacia lógica suena complicada, en realidad es tan simple que todos hemos sido víctimas de ella en un momento u otro.

Entonces, en este artículo, definiremos la falacia retrospectiva y veremos cinco ejemplos de cómo se ve en la vida cotidiana. Luego, revisaremos algunas estrategias que puede usar para lidiar con este tipo de razonamiento defectuoso si lo encuentra en su vida diaria.

Empecemos.

(Nota al margen: ¿Quiere un proceso fácil para combatir las falacias lógicas y los sesgos cognitivos que encuentra en su vida?Luego siga estos 7 pasos para desarrollar un hábito de habilidades de pensamiento crítico).

¿Qué es la falacia retrospectiva?

La traducción literal de la frase latina «post hoc ergo propter hoc» es «después de esto, por lo tanto, por lo tanto». El argumento intenta asignar causalidad en una situación a un evento que ocurrió previamente, es decir, X sucedió antes que Y, entonces X causó Y. El problema aquí es que se comete un grave error al suponer que la correlación es igual a la causalidad, lo cual estoy seguro de que recordará por recitar en la escuela que no es el caso.

La falacia retrospectiva concluye que, dado que un factor ocurrió antes que el otro, el factor inicial debe haber sido la causa del evento. Ahora bien, esto es cierto en muchas situaciones: hace ejercicio, entonces suda, es de noche, entonces siente sueño, llega a un semáforo en rojo y se detiene. Básicamente, esto define el ciclo del hábito con el que todos estamos muy familiarizados. Pero cuando dos eventos tienen solo el tiempo como factor común, la palabra «por lo tanto» se vuelve incorrecta.

Cuando dos cosas están relacionadas, existe una conexión entre ellas. Sin embargo, la causalidad significa que un evento causó que ocurriera el siguiente evento. Como seres humanos, tenemos una fuerte motivación para comprender nuestro entorno y nuestras experiencias, y es lógico asignar razones a las cosas que suceden en secuencia. Hacerlo nos permite relacionar hechos entre sí, lo que facilita que nuestro cerebro los entienda y los acepte.

Sin embargo, vivimos en un mundo complejo y lo que es fácil de entender y aceptar no siempre es exacto.

Veamos cómo se desarrolla esto.

5 ejemplos de falacia retrospectiva

1. Medicina

Se han explorado muchas falacias retrospectivas en la búsqueda de la causa y el tratamiento de la enfermedad. Por ejemplo, en la búsqueda de la causa de la malaria, se ha observado que las personas que salen de noche tienden a desarrollar la enfermedad. Esto llevó a la creencia de que el aire nocturno causaba la enfermedad, lo que llevó a las personas a hacer todo lo posible para mantener el «aire malo» en casa durante la noche para evitar infectarse.

Más tarde se determinó que los mosquitos portaban la enfermedad, lo cual tenía sentido, porque los mosquitos salían de noche, por lo que las personas a las que infectaban también eran personas que salían de noche. Pero antes de que se estableciera este vínculo, la causa de la malaria se atribuía a un factor basado enteramente en la cronología de los acontecimientos.

2. Superstición deportiva

Hay muchos rituales y supersticiones en los deportes que la gente cree que les ayudarán a ganar. Tome el béisbol por ejemplo. Muchos jugadores realizan rituales elaborados cuando ingresan al juego porque creen que traerán buena suerte y que mientras realicen sus rituales, completarán con éxito su juego.

Algunos deportistas también llevan consigo algún tipo de amuleto de la suerte cuando juegan. Se dice que Michael Jordan usa sus pantalones cortos de baloncesto de la UNC en todos los partidos de la NBA. Pero si no tiene los pantalones cortos de la suerte, ¿desaparecerán algún día sus habilidades para el baloncesto? En un juego con tantas variables, mantener una sensación de control a través del ritual puede hacer que los jugadores se sientan empoderados. Entonces, si bien es posible que estas cosas no afecten la forma en que juegan, los deportistas insisten en que pueden ayudarlos durante el juego.

3. COVID-19 y accidente cerebrovascular

Algunos afirman que contraer el coronavirus también puede causar accidentes cerebrovasculares en las personas. Si bien la infección por COVID-19 y el accidente cerebrovascular pueden tener algunos factores en común, cuando observa el panorama general, puede ver que uno no conduce al otro. La mayoría de las personas que se recuperan de la COVID-19 no sufren un accidente cerebrovascular y recuperan su salud normal en unas pocas semanas.

Sin embargo, a medida que más personas jóvenes reportaron accidentes cerebrovasculares en el último año, se estableció un vínculo causal. Pero el hecho de que estas dos complicaciones de salud ocurran en las mismas condiciones no significa que una cause la otra. Hay otras variables que relacionan el coronavirus con el ictus, lo que explica que no exista una relación causal entre ambos.

4. Crimen

En 2005 y 2006, se culpó al iPod del aumento de la delincuencia en la ciudad de Nueva York y en el país. Si bien estos dispositivos pueden haber sido un producto de moda en ese momento, no está claro qué contribuyó al aumento de la delincuencia. Se ha señalado que las personas con iPods a menudo se distraen cuando miran hacia abajo y juguetean con sus dispositivos, mientras que su audición se ve dañada por lo que se reproduce a través de los auriculares en ese momento, lo que los convierte en objetivos más fáciles para el robo.

Mucha gente cree que la economía es el único factor que determina las tasas de criminalidad.

La economía también se conoce como el único factor en la determinación de las tasas de criminalidad. Muchos creen que esto tiene sentido: el crimen debería disminuir cuando la economía va bien y aumentar cuando los trabajos son escasos y distantes entre sí.Pero realmente no hay mucha evidencia de que la economía tenga un efecto sobre el crimen, y hay mucha evidencia anecdótica en contra de esa afirmación.

5. OGM

A medida que aumentan las poblaciones humanas y disminuye la tierra fértil, los científicos recurren a la modificación genética de una variedad de plantas y animales para producir alimentos más utilizables que sean resistentes a las enfermedades, la sequía y, en general, alimente a más personas. Si bien la mayoría de las personas han estado comiendo alimentos que contienen OGM de forma regular durante años, algunos han señalado que esto es una de las razones del aumento de las tasas de cáncer.

Ahora, de hecho existe cierta correlación entre el aumento de las tasas de cáncer y el uso de OMG. Sin embargo, no se puede decir que los OGM sean la única razón por la cual las personas desarrollan cáncer más rápido.

Diría que, como en otros casos, observar las correlaciones podría ser un punto de partida para una mayor investigación. Pero no puede asumir que un evento conducirá al siguiente debido al orden cronológico.

Veamos cómo respondería usted a este argumento si lo encontrara en su vida diaria.

Cómo lidiar con la falacia retrospectiva

Al igual que con otras falacias lógicas, la mejor manera de lidiar con las falacias retrospectivas es usar evidencia o hechos. Si eres tú quien presenta el argumento, apoya lo que dices con evidencia que no sea la cronología de los eventos. Observar que un evento a menudo precede a otro puede sugerir una relación, pero si desea afirmar que un evento causa el otro, debe profundizar en la relación entre los dos eventos y cualquier otro factor que los rodee.

Entonces, si afirma que A causa B, necesita más información sobre cómo A causa B que solo una línea de tiempo.

Si está respondiendo a esta falacia, señale el factor común en el tiempo y solicite más pruebas de que existe una relación entre los dos eventos. Para contrarrestar el argumento, encuentre sus fallas de razonamiento y luego explique por qué la lógica es defectuosa. Si no tiene un argumento en contrario, muéstrele al orador el hecho de que está en el sitio que muestra una correlación accidental que claramente no es una causalidad. Esto puede ayudar a demostrar que la correlación no es igual a la causalidad y, por lo tanto, la falacia retrospectiva es un sesgo cognitivo.

Lo que es más importante, tenga en cuenta cualquier tendencia que pueda tener para asumir que un evento lleva al siguiente. Mira la relación entre estos dos eventos y trata de descifrar qué los causó. Cuestione sus suposiciones, esté abierto a explicaciones alternativas y esté dispuesto a cambiar de opinión.

Reflexiones finales sobre la falacia retrospectiva

Las falacias lógicas como la falacia retrospectiva han estado contaminando el razonamiento sólido. Debido a esto, es importante comprender las falacias lógicas y cómo tratarlas cuando surjan.

En este artículo, aprendimos que no se puede determinar la causa observando una secuencia de eventos. Después de leer los ejemplos, es posible que haya podido conectarse con ejemplos de su vida personal. La próxima vez que se encuentre con esta forma de lógica, enfréntela de frente y desafíe al hablante a proporcionar pruebas sólidas para respaldar su punto.

Aquí hay otro post sobre falacias lógicas.

  • 5 ejemplos de la falacia de apelación a la naturaleza en los medios y la vida
  • 6 ejemplos de sesgo de resultados que pueden afectar negativamente sus decisiones
  • 7 ejemplos de sesgos egoístas que has visto en tu vida
  • 7 ejemplos de sesgo de omisión que está afectando negativamente tu vida
  • 6 ejemplos de sesgo de autoridad que pueden influir en tus decisiones
  • 5 ejemplos de demostración de falacias
  • 5 ejemplos de cómo apelar a las falacias tradicionales en tu vida
  • 5 ejemplos de falacias lógicas de apelación a la autoridad
  • 7 ejemplos de la falacia de la falsa razón
  • 7 ejemplos de apelación a la falacia de la ignorancia
  • 7 ejemplos de apelaciones a las falacias de la lógica del sentido común
  • La falacia del jugador: 5 ejemplos y cómo evitarla
  • 5 ejemplos de apelaciones a la falacia de la ira en tu vida
  • 7 ejemplos de desviaciones del efecto Halo en la vida cotidiana
  • 7 ejemplos de pozos de envenenamiento en su vida
  • 7 ejemplos de sesgo de sobreviviente que ves en el mundo real
  • 7 ejemplos del efecto Dunning Kruger en tu vida
  • 7 ejemplos de la vida real de cualquiera de las falacias («dilemas de error»)
  • 5 ejemplos de la falacia Trepono para averiguar «quién se beneficiará»
  • 6 ejemplos de sesgo de anclaje que afectan sus decisiones
  • 7 ejemplos de señalización de virtudes en la vida cotidiana
  • 7 ejemplos de falacia de selección de cerezas cuando las personas ignoran la evidencia
  • 9 ejemplos de razonamiento circular (o «preguntas iniciales») de la vida cotidiana
  • 9 ejemplos de apelaciones a falacias de lógica emocional
  • 9 ejemplos de falacia de simpatía («Ad Misericordiam») en la vida cotidiana
  • 9 ejemplos de la falacia del problema de carga en la vida y los medios
  • 9 ejemplos de falacia del sesgo de confirmación en la vida cotidiana
  • 9 ejemplos de falacias populares que evitan malas decisiones
  • 5 ejemplos de la falacia de la pista falsa que eliminan información irrelevante
  • 9 ejemplos de falacia de término medio encontrados en el debate
  • 5 ejemplos de falsas equivalencias para saber antes del siguiente argumento
  • 7 ejemplos de falacia de generalización apresurada y cómo lidiar con ellos
  • 6 ejemplos de la falacia del espantapájaros y cómo puedes lidiar con ella
  • 6 ejemplos de falsas dicotomías y cómo lidiar con ellas
  • 7 ejemplos de la falacia de la pendiente resbaladiza (y cómo afrontarla)
  • ¿Qué es la falacia de planificación?
  • Cómo superar la mentalidad de la «falacia del costo hundido»

Finalmente, si desea un proceso fácil para combatir las falacias lógicas y los sesgos cognitivos que encuentra en su vida, siga este proceso de 7 pasos para desarrollar el hábito de las habilidades de pensamiento crítico..

Connie Mathers es un editor profesional y escritor independiente. Tiene una licenciatura en marketing y una maestría en trabajo social. Cuando no está escribiendo, Connie pasa tiempo con su hija y dos perros, corre o trabaja a tiempo completo como trabajadora social en Richmond, Virginia.

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *