3 pasos para vivir en armonía contigo mismo

3 pasos para vivir en armonía contigo mismo

Mi hija de 19 años es una niña desafiante. Sentí como si no supiera la mejor manera de criarla y buscaría respuestas fuera de mí. Me hizo sentir como un mal padre y fue un momento perturbador para mí. No estoy en armonía conmigo mismo ni con nadie. Una vez que sané algunas heridas pasadas y encontré la autoaceptación, pude entender las necesidades de mi hija. No es una niña desafiante, sino una niña sensible que necesita ser criada de manera diferente. En nuestras vidas, todos tenemos momentos en los que nuestras vidas no son armoniosas. Una vez que podamos superar el desafío, nos encontraremos en un hermoso espacio.

Estar en armonía contigo mismo es un gran concepto que necesita ser desentrañado. La idea de que tienes que saber todo sobre ti mismo puede parecer abrumadora para alguien con problemas de autoestima.

Tan abrumador como puede ser estar en armonía contigo mismo, puedes aprender a hacerlo. De hecho, incorporar esta práctica a tu rutina de salud puede ayudar a mejorar tu calidad de vida y de relaciones.

¿Qué significa estar en armonía contigo mismo?

¿Qué es lo primero que notas cuando escuchas un coro? Aparte de sus hermosas voces, así es como todos ellos pueden cantar juntos tan suavemente. Es como si sus voces de alguna manera se convirtieran en una, cantan desde una posición unificada.

Cuando una persona decide vivir en armonía consigo misma, elige abrazar todos los aspectos de su personalidad. Dejan que estos rasgos trabajen juntos para crear una persona hermosa y única.

Si bien estar en armonía contigo mismo suena fácil, también presenta bastantes desafíos. En primer lugar, es posible que las personas con baja autoestima no valoren todos los aspectos de su personalidad. Pueden permitir que algo en su carácter los deprima, lo que crea un desequilibrio en su psique.

Para aceptar todos los aspectos de tu personalidad y comenzar a vivir en armonía contigo mismo, debes estar dispuesto a trabajar. Consideremos algunos pasos que puede implementar para comenzar su camino hacia la armonía.

1. Aprende a hacer que tus defectos trabajen para ti

Todos tenemos defectos. No se puede negar o eludir esto. En lugar de enfocarte en tus imperfecciones, trata de encontrar el lado positivo de ellas.

Por ejemplo, puede tener dificultades para comunicarse de manera efectiva con los demás. En lugar de obsesionarte con hechos que no se pueden comunicar verbalmente, encuentra formas creativas de expresarte. Algunas personas encuentran consuelo escribiendo o pintando. Esto les da una salida para hablar por sí mismos sin sentirse juzgados.

2. Practica la aceptación y la gratitud

Solo algunos «errores» pueden tardar un tiempo en resolverse. Aquí es donde entra en juego practicar la aceptación. Si te encuentras revolcándote en la llamada incomodidad o sin poder hacer amigos, puede ser hora de ajustar tu enfoque y aceptar quién eres.

Tienes que recordarte a ti mismo que hay miles de millones de personas en este planeta. ¿Crees que sería divertido si todos tuvieran la misma personalidad? tal vez no. Entonces, sepa que su singularidad contribuye a la diversidad del mundo.

A continuación, encuentra algo a lo que agradecer tus defectos. Si crees que no eres lo suficientemente sociable, podrías encontrar una razón para estar orgulloso de ese rasgo. Esto te ayudará a aumentar tu autoestima sin compararte con los demás.

3. Mejora lo que puedes cambiar

Si puedes cambiar algo de ti mismo, intenta hacerlo. Esto ayudará a sentirse completamente equilibrado y armonioso.

Todos debemos trabajar hacia la superación personal y el progreso. Es imposible alcanzar ese nivel de armonía interior sin esforzarse. Así que haz lo que sea necesario para lograr tus objetivos.

Es importante, especialmente en este paso, no hacer algo para apaciguar a los demás. Esto contradirá directamente su trabajo armonioso. En su lugar, hágalo usted mismo para descubrir realmente los beneficios.

Aunque aceptar todos los aspectos de ti mismo es un desafío, vale la pena el esfuerzo. Notarás un cambio completo en la forma en que te ves y hablas de ti mismo. Las tareas simples como hablar con la gente o cumplir con los plazos de trabajo pueden comenzar a parecer sin esfuerzo.

Al poner en práctica estos consejos y trucos, pronto cosechará los muchos beneficios de estar en armonía consigo mismo.

La información expuesta en este artículo es de índole informativo, se recomienda siempre comparar información con otras fuentes de internet, antes de tomar una decisión sobre cualquier aspecto.